HIT, el reto más reciente al que nos hemos enfrentado.

Secuencias corales, con más de 10 personajes y varias páginas de guion, y una apuesta arriesgada por parte de la realización nos pusieron ante la necesidad de afrontar este proyecto desde una nueva óptica.

El uso simultáneo de 5 cámaras Lumix de Panasonic permitía a los actores (un grupo de estudiantes adolescentes con sus respectivos padres y profesores) actuar con libertad de movimientos en el set y rodar las secuencias en muy pocos bloques, evitando así la mecanización de la interpretación a causa de la repetición.

Esto, a nivel de sonido, implicaba microfonear a todos los actores y grabar a cada uno en su pista correspondiente. Para ello recurrimos al último grabador que Sound Devices había sacado al mercado (Junio 2019), el Escorpio que con sus 32 pistas nos resolvía la situación gracias a sus potentes prestaciones.

Aún así, seguimos realizando una mezcla en directo y trabajando con las perchas como micrófonos principales.